Fluorescente

De repente estoy sola entre tanta gente,
de repente el frio se alía con mi vértigo,
y el día acompaña la melodía de no verte,
de solo tenerte cuando sueño contigo.

No eres dueño de ninguna de mis manías,
tampoco podrías evitarme sentir ese miedo,
no controlo cuando soy victima de tu anarquía
ni busco intentarlo cuando menos puedo.

De repente estoy sola entre tanta gente,
de repente creo que te veo entre la masa,
diferente, caótico, atento, fluorescente.

De repente te encuentro aquí, estoy viva,
y tragando saliva intento agarrarte,
pero no es tu mano y vuelvo a la deriva.

A la Mari.
Reynel.

Anuncios

2 comentarios

  1. Sabes que mi único deseo es enseñarte las bragas por lo bien que me comprendes en tu forma de escribir… aunque posiblemente me convierta en una de esas mujeres que piden a sus maridos que les regalen tu libro.Un beso

  2. ¡Pero qué sorpresa! Hacía tiempo que no me pasaba porque ya me acostumbré a tu no publicar nada.
    Pero lo mejor es que a la vista está que sigues siempre prendado de boli y papel. ¡Qué gustazo!
    ¡Me encantó cruzarme contigo de nuevo!
    ¡Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: