Gris

Blanco, como la cara B de tu memoria.
Blanco, como la luz de esas farolas
que giran con mi ciego en una noria
sobre el ritmo manco de una gramola.

Negro, como vuela la noche en tu calle.
Negro, como la suela de los zapatos
que esperan en el suelo que la cama falle,
el sudor caye, o se vuelva metacrilato.

Blanco, como aquella fuga de vida,
que quiere ser inquilina de tu anexo
que a la luz de un flexo encuentra salida.

Negro, como el flanco de mi amarillo,
por donde atacaste con el invierno
para sacar el averno de mis bolsillos.

Reynel.

Anuncios

Una respuesta

  1. ¡Ya podrías escribir más a menudo!
    Bonitos versos, y gran canción.
    ¡Sonríe!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: